sábado, 18 de agosto de 2012

Rayos paralelos

Hace algún tiempo comenté el fenómenos de los rayos crepusculares, anticrespusculares y cenitales, que parecen divergir por una ilusión de perspectiva. Pero que se trata, en realidad, de rayos o sombras paralelos, ya que se originan en el Sol, que es una fuente de luz muy lejana (infinitamente lejana a los fines de este fenómeno). En esta foto se ven sombras crepusculares de la silueta característica del Cerro Catedral, proyectadas sobre el polvo y la humedad atmosféricos.

La ilusión de divergencia es tan poderosa, sin embargo, que estoy seguro que más de uno dijo "pst, ¡por favor!...". Bueno, acá está la prueba. Sombras de nubes vistas desde la Estación Espacial Internacional, desde donde el efecto de perspectiva es casi inexistente por la distancia y el punto de vista. Un observador al Este las vería como rayos crepusculares o anticrepusculares (según para dónde mire). Se atenúan y hacen difusas con la distancia por la dispersión en la atmósfera. Pero son paralelas, sí señor.


La foto es del Earth Observatory, y fue tomada el 18 de octubre de 2011 sobre la India. La foto del atardecer sobre el cerro Catedral es mía.

El próximo sábado: la segunda parte de la serie El enigma de Turing...

Compartir:

5 comentarios:

  1. Hace unos cuantos años vi por primera vez rayos anticrepusculares en la playa. Una situación espectacular: parecía que alguien hubiera puesto un espejo en la mitad del cielo. En la era preinternet me llevó años encontrar un librito sobre los fenómenos ópticos que explicara lo que había visto. Ahora tenía nombre, pero no podía terminar de entender lo de los rayos paralelos...hasta esta foto. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto por la luz reflejada por la Luna...¿Qué tan lejos debe estar algo para que su luz llegue como rayos paralelos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente pregunta. Estrictamente, lo importante no es la distancia de la fuente de luz sino que sea un punto. Claramente, el Sol no es un punto, sino un pequeño disco. Los rayos de luz que no llegan de un lado de su borde forman un pequeño ángulo con respecto a los que llegan desde el lado opuesto del borde. ¿Cuánto mide ese ángulo? No es otra cosa que el tamaño aparente del Sol, medio grado. Es un ángulo chiquito, pero no es imperceptible. La resolución angular de nuestos ojos es una 30 veces mayor: podemos distinguir aproximadamente un minuto de grado. Esta divergencia es la causa de que las sombras proyectadas bajo la luz del Sol no sean nítidas, sino que tienen un borde ligeramente esfumado, llamado penumbra.

      Por otro lado, vemos claramente rayos crepusculares, anticrepusculares o cenitales formando ángulos de muchos grados entre sí: fácilmente 90 grados, a veces mucho más. Esos ángulos enormes son debidos a la perspectiva que ofrecen rayos casi paralelos vistos desde el punto adecuado.

      Yendo a tu pregunta, Manuel: ¿qué pasa con la Luna? El tamaño de la Luna en el cielo es el mismo que el del Sol, así que el el efecto es igual. Una fuente de luz intensa mucho más pequeña es el planeta Venus cuando se encuentra cerca de su máximo brillo (como en estos días). La luz de Venus es, a nuestros ojos, indistinguible de la que produce una fuente puntual. Las sombras proyectadas por Venus no tienen penumbra (pero hay que estar en un lugar oscuro para verlo, sin luces urbanas). Nunca vi rayos "crepuesculares" de Venus, me pregunto si será posible.

      Eliminar
  3. El Sol, la luna...¡Claro! ¿Cómo no lo pensé antes? Depende del tamaño aparente...Es curioso que nuestros "vecinos" en Plutón tenga sombra, pero no penumbra.

    ResponderEliminar
  4. Hola que tal, me llamo Noelia y su blog es muy interesante, me encantaria incluir su web en mis directorios webs, estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes, si le interesa respondame con un email a noe.558@hotmail.com
    Un beso! y Suerte con su BloG!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...