sábado, 29 de marzo de 2014

Cien mil años no es nada

Hace poco, durante la sesión de observación astronómica pública organizada en Bariloche por el Grupo Astronómico Osiris, escuché a más de uno hacer un comentario que se ha convertido en un lugar común al mirar el cielo. Y que no es del todo correcta. Atención.

El tipo mira el cielo y dice algo así:
¡Ah! ¡Pensar que al mirar estas estrellas las vemos tal como eran hace millones de años! ¡Tal vez ya ni siquiera existan!
Bueno, no es tan así. Coincidentemente apareció hace poco una viñeta de uno de mis comics favoritos, xkcd, sobre el tema. Miren:


¿Miles, millones de años luz? Sí, hay estrellas a millones de años luz, a cientos y a miles de millones de años luz de nosotros. Están en otras galaxias, y no las vemos a simple vista. Las podemos fotografiar, claro, y muchas veces ya he compartido tales fotos aquí. ¿Pero las estrellas que vemos en el cielo con nuestros propios ojos? Naaa...

Todas las estrellas que vemos en el cielo están en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. Es una galaxia grande, que mide unos 100 mil años luz de diámetro. La luz que pudiéramos ver llegar de una estrella del otro lado de la Vía Láctea habría sido emitida hace no más de 100 mil años. Para una vida humana es mucho (¡es la existencia entera de nuestra especie humana!), pero resulta que 100 mil años no son nada en la vida de una estrella. La inmensa mayoría de las estrellas viven miles de millones de años (como el Sol) o inclusive mucho más. Es cierto que hay estrellas (una minoría) que viven sus vidas más rápidamente, pero aún ellas existen por algunos millones de años. Y todas las estrellas que vemos a simple vista en el cielo están mucho, mucho más cerca que "algunos millones de años luz". Están a algunas decenas, algunos cientos, como mucho hay unas pocas a algunos miles de años luz de nosotros (como conté en esta nota).

Hay que decir que algunas de las estrellas que vemos a simple vista podrían no existir ya, aunque se encuentren más o menos cerca. Una de ellas es Eta Carinae, una estrella extraordinaria de la que voy a hablar más en próximas notas. Está a 7500 años luz, y cercana al final de su existencia. Tal vez en menos de 7500 años la veamos explotar de manera descomunal.

Y hay otras candidatas: Betelgeuse, a 600 años luz, y Antares a 550, también están al límite. Tal vez ya hayan explotado. Pero tal vez duren medio millón de añitos más... Gamma Velorum, la estrella llamada Regor que ya comenté aquí y de la que tengo ganas de contar algo más, está ay ay ay que exploto, a 800 años luz. VY Canis Majoris, que también tengo preparada en el bolsillo. Rho Cassiopeiae, que es la estrella más lejana visible a simple vista. Y un puñado más.


Así que no: las miles de estrellas que veis en el cielo, con enorme probabilidad siguen existiendo tal como las vemos...


Crédito: xkcd tiene licencia CC-BY-NC de Randall Munroe. Es buenísimo. La versión en español es mía, misma licencia CC-BY-NC de Guillermo Abramson.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...