sábado, 17 de septiembre de 2016

Parejas desparejas

Félix y Óscar. Laurel y Hardy. Abbott y Costello. Kirchoff y Bunsen. Tino y Gargamuza. Ottavis y Xipolitakis. Las parejas desparejas tienen ese qué sé yo que las hace atractivas. Así que, revisando la galería de galaxias interactuantes del telescopio Hubble, no pude evitar detenerme en las parejas que mostraré aquí.

Cuando yo era chico las galaxias estaban ahí, quietitas y eternas en el cielo. Hoy sabemos que se la pasan chocando unas con otras. Ocurre tan lentamente que la evidencia es indirecta. Típicamente, lo que vemos son filamentos llamados comúnmente colas, antenas o puentes, que manifiestan las fuerzas de marea que ejercen una sobre otra cuando se acercan, y que deforma y estira las poblaciones de gas y estrellas. De la energía colosal del choque nacen estrellas a patadas (el proceso de convertir energía cinética en estrellas no deja de maravillarme). Por eso el prototipo de estas colisiones son parejas como las Antenas, que ya aparecieron por acá. Pero las Antenas son una pareja pareja, no como ésta:


Éstas son M51 y NGC 5195: una espiral gigante y una elipsoidal pequeñita en la constelación de los Perros de Caza. La elipsoidal parece estar pasando detrás de una pequeña cola de M51, formada por el extremo de uno de los brazos espirales. M51, además, tiene muchos cúmulos de estrellas celestes y nubes de hidrógeno rosado, que delatan una frenética formación estelar. NGC 5195, cremita y sin mayores detalles, parece una galaxia jubilada.

Los cálculos muestran que los brazos espirales son una consecuencia casi inevitable de las interacciones entre galaxias. ¿Por qué entonces hay parejas donde una de las galaxias no tiene brazos ni colas ni regiones de activa formación estelar?


M60 y NGC 4647 en Virgo: el caso opuesto del anterior, con una gran elipsoidal y una pequeña espiral que la sobrevuela. ¿Qué está pasando aquí? No lo sé. Curiosamente, el análisis de los catálogos de pares de galaxias parece indicar que entre el 10 y el 25% son espiral-elipsoidal. Pero no me convenció ninguna de las explicaciones.

En fin. Las fotos, como la de cualquier pareja despareja, están buenísimas.


La foto de Kirchoff y Bunsen es famosa, y nunca recuerdo cuál es cuál. Las de las galaxias son de NASA/STScI/Hubble.

Uno de los papers que estuve leyendo sobre el tema es Rampazzo and Sulentic, Quantitative morphology of E/S pairs of galaxies, Astron. Astrophys. 259:43-60 (1992).

La clasificación de NGC 5195 es difícil: aparece como enana irregular, amorfa, lenticular o peculiar. Su población estelar parece, a simple vista, de estrellas viejas tipo galaxia elíptica. Las estrellas nuevas parecen estar sólo en el puente que la conecta a M51, si es que es un puente y no solamente una cola del brazo de M51.

Post scriptum: Con la nota ya escrita apareció una hermosa foto de esta pareja en APOD, donde se ven muchos de los detalles que faltaban de la interacción.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...