sábado, 30 de enero de 2021

Sirio en technicolor

Sirio, la destellante, la abrasadora, es la estrella más brillante del cielo nocturno. Domina espléndida las noches sin luna del verano austral y del invierno boreal. Es casi 10 veces más luminosa que una estrella estándar de primera magnitud. A través de un telescopio Sirio es extraordinariamente brillante, de un color blanco con un tinte azulado. Sin embargo, precisamente por ser una estrella tan brillante, su titilar es particularmente colorido. El efecto es especialmente notable cuando la estrella se encuentra cerca del horizonte, y es posible que este efecto sea el origen de los nombres que cité al principio, que vienen de la antigüedad clásica.

Estas imágenes fueron hechas con un zoom (zoom es un tipo de lente, no una videoconferencia) de 270 mm, con Sirio apenas sobre el horizonte oriental al caer la noche a fines de octubre. Son fotos rápidas, de 1/500 s, tratando de capturar el fugaz cambio de colores. Los puntitos blancos son ruido de la fotografía digital, que está apenas procesada para armar esta animación que muestra a la estrella elevándose sobre el horizonte. En esta versión fui dejando las imágenes anteriores. Me encanta el desordenado arcoiris que se produce. 

Hice también una versión desenfocada, porque a veces los colores de las estrellas se ven mejor fuera de foco. La verdad que en este caso el resultado no es mucho mejor, hasta diría que es peor, tal vez porque Sirio es tan brillante. O porque son exposiciones mucho más lentas, de medio segundo, para capturar la imagen extendida de la estrella, y el efecto se borronea porque es dinámico. Aquí está:

Hay que aclarar que estos colores son un fenómeno puramente atmosférico. Los verdaderos colores de las estrellas corresponden principalmente a sus temperaturas, siendo más azules las más calientes y más rojas las menos calientes (para horror de las profesoras de Plástica). Normalmente las estrellas tienen un color definido que no cambia sino en cientos o miles de millones de años a medida que la estrella vive su vida. Los colores fluctuantes de Sirio, en cambio, se deben a su tembloroso titilar, un fenómeno que ya hemos explicado hace años. Se origina en celdas de distinta densidad de aire, que funcionan como una pila de prismas dispersando la luz de manera desigual. Los fotones de Sirio recorren todos juntos los 8 y pico años que tardan en llegar a la Tierra, y en el último diezmilésimo de segundo se encuentran con nuestra turbulenta atmósfera y se vuelven locos. 

El nombre de Sirio viene del latín Sirius, y éste del griego Seirios, que además de ser el nombre de la estrella (y del perro de Orión), significa destellante o algo así. Su primera aparición en el cielo del amanecer es muy cercana al solsticio de verano del hemisferio norte, y está asociada a los días de máximo calor, la canícula. En muchas culturas Sirio marca momentos importantes del año, relacionados principalmente con la agricultura. Hesíodo la menciona tres veces en Los Trabajos y los Días, registrando en el siglo VII AEC su primera aparición escrita. El artículo de la Wikipedia en español incluso dice que Hesíodo califica a Sirio como poikilos, que vendría a ser manchada, o variegada, o también de varios colores. He revisado la obra en español, en inglés y en griego, y la expresión no aparece en ningún lado. Si alguien sabe qué quisieron decir, avise. La cita es de un libro de Comellas, que no tengo.

Mientras tanto, aprovechen para observar a Sirio, que dura todo el verano. 



Como de costumbre, revisé el Burnham's Celestial Handbook al escribir esta nota. Las fotos son mías.

6 comentarios:

  1. La canícula, asociada al "perrito", al Can Mayor. En latín los diminutivos finalizan en "ula". Como el emperador Calígula, sobrenombre que significa sandalita, porque de pequeño vivía en los campamentos militares, que calzaban las caligas.
    En fin, pero no quiero pasar mi comentario a Historia Antigua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Erika. ¿Viste la nota linkeada? Es de hace muchos años.

      Eliminar
  2. muy buen trabajo! me encanta cuando se exponen fenómenos en forma elegante e intuitiva, aprovecho también para felicitarte por tus excelentes capturas del eclipse solar 2020, no debe haber muchos que puedan presumir de haber capturado un cometa durante un eclipse solar,
    buenoa cielos !

    ResponderEliminar