viernes, 29 de abril de 2011

La danza de los planetas reloaded

¡Vuelve la coreografía planetaria! Ya se sabe: como los planetas del sistema solar orbitan casi en un mismo plano, en el cielo ocupan siempre una franja más bien angosta (la eclíptica). Como además se mueven a distintas velocidades los vemos acercarse y alejarse con el correr de los días, las semanas, los meses. Los habitués saben que es uno de mis espectáculos astronómicos favoritos.

El año pasado hubo una linda conjunción de cuatro planetas en el cielo vespertino. La gran conjunción del 2011 es todavía mejor. A partir de hoy, y durante todo el mes de mayo, tendremos a Mercurio, Venus, Marte y Júpiter (y ocasionalmente a la Luna) formando un grupo compacto y variable en el cielo matutino, mirando al Este. Aquí arriba está la situación del domingo 1 de mayo, a las 7:30 mirando desde Bariloche. La situación exacta puede variar dependiendo desde dónde la miremos; quienes estén más al Este o al Norte que Bariloche tendrán que observar un poco más temprano para evitar el replandor del Sol. ¡Júpiter (magnitud -2) y Marte (magnitud 1) están a menos de medio grado de distancia! ¡Menos que el tamaño de una Luna! A propósito, la Luna menguante, delgadísima, se une al inicio del baile: casi a la misma altura, un poco al Norte. Más altos: Mercurio (margnitud 1) y Venus, que sigue deslumbrando a magnitud -3,8. La imagen, hecha con Stellarium, puede clickearse para verla más grande.

La cosa sigue durante todo el mes. En esta animación puse la vista día por día, a un segundo por día (también puede clickearse para agrandar; son GIFs animados, tengan paciencia). El elusivo Mercurio se mantendrá a la par de Venus durante todo el baile. Su máxima aproximación será el 7 de mayo.

Júpiter viene escapando de su conjunción con el Sol a principios de abril, y a lo largo de mayo trepará el cielo matutino atravesando la conjunción de los otros tres. El 11 de mayo Júpiter pasará a poco más de medio grado de Venus. Los dos planetas más brillantes, tan cercanos en el cielo, serán algo digno de verse. A 1 grado y medio, casi en línea recta, los acompañará Mercurio.

El colorado Marte completa el cuarteto. Aparte de la ya mencionada extraordinaria aproximación a Júpiter el 1 de mayo, como está más bajo será más discreta su participación. Pero en la segunda mitad del mes, con el Sol más tardío, puede verse el espectáculo un poco más tarde. El 20 de mayo Marte formará un lindo triángulo con Venus y Mercurio, con los tres planetas a no más de 2° uno del otro. Dos días después pasará a 1° de Venus.

La Luna volverá a acercarse a fin de mes, cuando ya los planetas se estarán desperdigando. El 29 pasará junto a Júpiter, el 30 cerca de Marte, y el 31 a la altura de Mercurio, pero ya será difícil de observar a menos que tengamos un horizonte bien despejado y estemos bien a Sur.

Si bien casi toda la acción planetaria estará en el cielo de la madrugada, no se olviden de Saturno, que viene de su oposición a principios de abril, de manera que está bien posicionado para su observación durante toda la noche. Es fácil reconocerlo por su brillo similar al de la estrella Spica (Alfa de Virgo), ambos altos en el nordeste al anochecer, a la misma altura: Saturno cremita, al Norte, y Spica azulada, al Este. ¡Ah! desde Saturno nos llega la danza de sus satélites, gentileza de la sonda Casini... Rhea, Dione detrás, y Encélado a la derecha, bailando entre los anillos del planeta gigante. Es una foto tomada con filtro rojo, el 25 de abril de 2011 (el lunes pasado), desde unos 2 millones de kilómetros de distancia (NASA/JPL/Space Science Institute).

Compartir:

1 comentario:

  1. heh, tengo la cámara lista ya. Espero que no se vuelva a nublar... (flor de sitio elegimos para instalar un telescopio)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...