sábado, 15 de mayo de 2010

What's in a name?

En Romeo y Julieta leemos:
What's in a name? That which we call a rose
By any other name would smell as sweet.
"¿Qué hay en un nombre? Eso que llamamos rosa perfumaría igual de dulce con cualquier otro nombre". Julieta le está diciendo a Romeo que un nombre es una convención artificial. Que ella ama a una persona que se llama Montesco, y no al nombre "Montesco" ni a la familia Montesco. Romeo, arrastrado por la pasión, niega a su padre y se bautiza tan sólo "amante de Julieta". Son un par de versos que condensan buena parte del conflicto que recorre la tragedia. La expresión What's in a name? se ha convertido en un lugar común en lengua inglesa. Si la buscan en Google encontrarán 100 millones de citas.

¿Y esto qué tiene que ver con la astronomía? Había prometido ocuparme de los nombres de los asteroides. Aquí va.



Algunos asteroides del cinturón del cinturón principal (amarillo) y algunos troyanos de Júpiter (verde). Las órbitas de los planetas se ven en azul. La película los muestra "de costado" y "desde arriba". (Realizado con Celestia.)

Cuando fueron descubiertos los primeros asteroides (a principios del siglo XIX) recibieron nombres mitológicos, como los planetas. Como eran planetas menores recibieron nombres de deidades menores. Por ejemplo (el número entre paréntesis es el número de orden en el catálogo de asteroides):
(1) Ceres - diosa de la agricultura
(2) Pallas - un hijo de Urano y Gaia, y también un epíteto de Atenea
(3) Juno - diosa del matrimonio
(4) Vesta - diosa del hogar
(8) Flora - diosa de la primavera
A fines del siglo XIX, cuando se alcanzó la cuenta de varios cientos de asteroides conocidos, quedó claro que se acabarían los nombres mitológicos antes que los asteroides. Entonces los astrónomos descubridores (mayoritariamente hombres) empezaron a bautizar a sus asteroides con nombres de novias, esposas, hijas, madres; así que está lleno de nombres de mujeres:
(222) Lucia
(223) Rosa
(225) Henrietta
(235) Carolina
(277) Elvira
(278) Paulina
Ahora bien, con una madre por astrónomo, más una esposa, alguna hija, alguna amante, y los nuevos asteroides acumulándose rápidamente en el catálogo ¡se empezaban a acabar los nombres de mujeres! (En el video de aquí arriba, los puntos amarillos y verdes muestran una fracción pequeñísima de todos los asteroides que se conocen.) Empezaron entonces homenajes más formales: ciudades, regiones, países:
(334) Chicago
(439) Ohio
(3833) Calingasta
(3868) Mendoza
(7850) Buenos Aires
Y también instituciones. Aquí vemos, entre otras, a mi propia universidad y al famoso observatorio de las sierras cordobesas. Es una práctica que continúa hoy en día, así que hay algunas organizaciones más modernas, así como siglas que vaya uno a saber qué son:
(508) Princetonia
(1725) CrAO
(1917) Cuyo
(3296) Bosque Alegre
(9479) Madresplazamayo
(6000) United Nations
Los asteroides seguían apareciendo, así que los astrónomos dieron rienda suelta a sus deseos de homenajear a sus personajes favoritos. Hay por supuesto muchos científicos:
(2001) Einstein
(2548) Leloir
(2550) Houssay
(11776) Milstein
(5077) Favaloro
(6109) Balseiro
En esta lista habrán reconocido a José Balseiro, el fundador de mi Instituto, a nuestros premios Nobel, y al gran cardiólogo argentino. Hace un par de años fotografiamos el asteroide Balseiro usando un telescopio robot en Australia, controlado de manera remota desde nuestro escritorio (en Australia era de noche y en Bariloche era de día). Si hacen click en la imagen (el asteroide está señalado con un circulito) verán una mini-película en la que se ve el movimiento de Balseiro con respecto a las estrellas fijas en el curso de un par de horas.

Hay también escritores de todas las épocas:
(2985) Shakespeare
(4370) Dickens
(5231) Verne
(2675) Tolkien
(5020) Asimov
(11510) Borges
(2578) Saint-Exupéry
Músicos para todos los gustos (fíjense en los cuatro de Liverpool en asteroides consecutivos):
(1814) Bach
(1815) Beethoven
(4147) Lennon
(4148) McCartney
(4149) Harrison
(4150) Starr
(5892) Milesdavis
(5893) Coltrane
(3834) Zappafrank
(4305) Clapton
(17058) Rocknroll
(17059) Elvis
(19367) Pink Floyd
Y cuando dije rienda suelta ¡quise decir rienda suelta! Gente famosa en general abunda (aunque están prohibidos los políticos y militares hasta 100 años después de su muerte, así como hombres de negocios —y sus productos comerciales):
(2807) Karl Marx
(4846) Tuthmosis
(4847) Amenhotep
(4848) Tutenchamun
(2745) San Martin
(2808) Belgrano
(6469) Armstrong
(6470) Aldrin
(6471) Collins
(6542) Jacquescousteau
¿Más famosos? Deportistas, actores...
(128036) Rafaelnadal
(8353) Megryan
(8299) Tealeoni
(9341) Gracekelly
(9342) Carygrant
(11548) Jerrylewis
No, Maradona no está. Está Pelé, pero me parece que se refiere a la diosa hawaiana del fuego.

Hay inclusive personajes de ficción:
(3552) Don Quixote
(2309) Mr. Spock
(5048) Moriarty
(5049) Sherlock
(5050) Doctorwatson
(9007) James Bond
(29401) Asterix
(29402) Obelix
(45) Eugenia I Petit-Prince
¿Notaron a Mr. Spock, de Star Trek? ¿No será demasiado? Cuando le preguntaron al descubridor dijo que era el nombre de su gato (quien a su vez tenía el nombre del personaje de la tele). La Unión Astronómica Internacional recomendó a partir de entonces evitar ponerle a los asteroides nombres de mascotas...

En esta última lista aparece también el asteroide satélite de (45) Eugenia, llamado Petit-Prince, el Principito. Eugenia remite a la Emperatriz Eugenia, esposa de Napoleón III. Fíjense que es el número 45, indicando que fue descubierto hace mucho, en pleno siglo XIX (fue el primer asteroide en recibir el nombre de una persona viva). Cuando se descubrió (recientemente) que tenía un satélite le pusieron Principito, ya que el personaje de Saint-Exupery está basado en el hijo de Eugenia, el Príncipe Imperial Napoleón IV, quien murió muy joven en África. En la novela, recordarán, el Principito vive en un asteroide —el B612— que también existe: (46610) Bésixdouze (en Francés se dice así, be-seis-doce) cuyo número 46610 en base hexadecimal es precisamente B612).

Ya señalé una (y habrán visto otras) racha de asteroides consecutivos con nombres relacionados. Una de mis favoritas es la de estos siete pintores impresionistas:
(6672) Corot
(6673) Degas
(6674) Cezanne
(6675) Sisley
(6676) Monet
(6677) Renoir
(6678) Seurat
Y hay más, es de nunca acabar. Hay montones de plantas y árboles, por ejemplo. Hay también numerosos héroes griegos y troyanos de la Ilíada que designan a los asteroides griegos y troyanos de Júpiter —pintados de verde en el video que puse aquí arriba—, inclusive con algunos en el campo equivocado: (617) Patroclo está en el campo troyano y (624) Héctor entre los griegos...

Con la construcción de grandes telescopios robóticos dedicados exclusivamente al descubrimiento de asteroides (particularmente de aquéllos con órbitas que los traen cerca de la Tierra, uy qué miedo) la cuenta de asteroides alcanza los cientos de miles, la inmensa mayoría de ellos sin nombre propio. La base de datos se mantiene en el Centro de Planetas Menores de la UAI, en la Universidad de Hardvard. Allí pueden descargar la lista completa (hoy en día medio millón) en el enorme archivo MPCORB.DAT (que contiene no sólo los nombres sino todos los datos orbitales). También en la Wikipedia hay una lista de asteroides con nombres (no sé qué tan completa, pero pueden ayudar; yo mismo agregué a Balseiro y a Favaloro). Hay para entretenerse. El video de aquí arriba está hecho con el simulador del universo Celestia y un programita mío que usa MPCORB.DAT para dibujar los asteroides.

Julieta no está entre los asteroides. Existe (1285) Julietta (pero el personaje de Shakespeare se llama Juliet, no Julietta, que por otra parte no es el nombre de la esposa ni de la hija de su descubridor...). Como ya dijimos Juliet es una luna de Urano. Romeo no está por ningún lado en el sistema solar. Una gran injusticia.

Compartir:

1 comentario:

  1. Muy buena la foto del asteroide. Dicen que ver para creer. Yo ya creia, pero qué bueno es ver de todos modos, no? Y por más que la cita de Shakespeare fuera archiconocida, nunca la había usado para describir algo importante en la ciencia y su enseñanza (algo que Feynman menciona también): que lo importante son las ideas y no la terminología que usamos para nombrarlas. Gabriel.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...