sábado, 20 de noviembre de 2010

Lunas grandes, lunas chicas

Estas dos fotos de la luna llena fueron tomadas con la misma cámara, a través del mismo telescopio, y desde el mismo lugar de la Tierra (el balcón de mi casa). ¿Por qué una es más grande que la otra? No, la respuesta no tiene nada que ver con la ilusión que hace parecer a la Luna más grande cuando está cerca del horizonte (es una verdadera ilusión, así que no se la puede fotografiar). No, tampoco es un truco de Photoshop. Siga leyendo para enterarse.


Las dos lunas son distintas porque la órbita de la Luna alrededor de la Tierra no es redonda. Es una elipse. También son elipses las órbitas de los planetas alrededor del Sol. ¿Y qué es una elipse? Nada del otro mundo: corte un pepino en chanfle y obtendrá una elipse. Como puede ver en la foto, una elipse es una figura ovalada. Cuanto más en diagonal corte, más estirada será la elipse. Si corta justo perpendicularmente al eje del pepino, obtendrá un círculo. ¿OK? También puede cortar un cono, con el beneficio de que además de elipses puede obtener parábolas (si corta paralelo al costado del cono) e hipérbolas (si se pasa del corte parábola). Yo no tenía ninguna verdura en forma de cono... (En esta nota sobre Kepler —quien fue el descubridor de la forma elíptica de las órbitas— puse una nota al pie con un método sencillo para dibujar preciosas elipses.)

Una elipse es como un círculo con dos "centros", que se llaman focos. La Tierra está un uno de estos focos, un poquito corrida del centro-centro. Como puede imaginarse, una consecuencia de esto es que a veces la Luna se encuentra más lejos y a veces más cerca de la Tierra. Los astrónomos llaman apogeo al punto más lejano de la Tierra y perigeo al más cercano. Cuando la Luna está en su apogeo, entonces, se la ve más chica que cuando está en su perigeo. Un 15% más chica, como se ve en las fotos. A simple vista uno no se da cuenta, probablemente porque no tiene un recuerdo exacto del tamaño de la Luna de una luna llena a la siguiente. Pero en fotos como éstas la diferencia es bien evidente. La foto de la izquierda fue tomada el 9 de enero de 2009, con la Luna a 363015 km, y la de la derecha el 7 de julio del mismo año, con la Luna a 406661 km.

Por supuesto, las lunas llenas no coinciden siempre con perigeos y apogeos, sino que hay que elegir los momentos adecuadamente. En esta página hay una calculadora de perigeos y apogeos que permite encontrar estas coincidencias para sacar estas fotos. Cualquiera puede hacerlo: basta una cámara con un zoom suficientemente largo, para que la Luna no salga demasiado chiquita en la foto. Tome la precaución de subexponer la foto (¿cuánto? ¡pruebe! es lo mejor de la fotografía digital...) para que la intensa luz de la luna llena no vele la imagen y exagere el tamaño. También le conviene apoyar la cámara (en un trípode o en donde pueda) y usar el timer, para que no le salga movida.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...