sábado, 3 de septiembre de 2011

El cinturón de Venus

Después de un par de semanas de tormenta, con diluvios de agua y nieve, y finalmente con viento del sur que se llevó la ceniza del Cordón Caulle hacia el norte, nos tocó un atardecer de libro de texto. Mi balcón mira al este, de manera que al atardecer veo el punto opuesto al sol poniente, donde suelen aparecer interesantes fenómenos ópticos y atmosféricos. Es el caso de esta hermosa progresión del Cinturón de Venus. Se suele llamar así a la franja rosada que forma un arco en la región anticrepuscular. El color rosado separa el cielo diurno del nocturno, de tonos muy contrastantes, y va subiendo a medida que el Sol se pone. La parte oscura del cielo es la sombra de la Tierra, y en cada atardecer pordemos verla sin necesidad de esperar a un eclipse de Luna. El Cinturón es de color rosado porque la luz del Sol, enrojecida por la dispersión de Rayleigh que tiñe los atardeceres de rojo y los cielos de azul, vuelve a dispersarse hacia atrás.

Los fotógrafos conocen el fenómeno con el nombre de la "hora dorada" o la "hora mágica", famosa por la particular cualidad de la luz: la iluminación es difusa, cálida (en el sentido que aprendimos en la escuela), con sombras largas y no muy profundas. Muchos fotógrafos prefieren esta luz para la fotografía de paisajes. Dice Stephen O'Meara que el influyente artista y escritor Victoriano John Ruskin, en su obra The elements of drawing (1857), popularizó la observación del fenómeno al recomendar estudiarlo atentamente para familiarizarse con las graduaciones de color en la naturaleza.

Las fotos de la secuencia están tomadas cada 5 minutos a partir de las 19 horas del 19 de agosto pasado (click para verla más grande). La imagen de aquí abajo es un panorama del cinturón de Venus fotografiado el 4 de mayo de 2011 a las 19:45. El panorama permite observar la forma de arco del borde de la sombra de la Tierra. Como se sabe, el borde de la sombra de la Tierra es curvo porque... ¡porque la Tierra es redonda! (Es una imagen de miles de pixels de ancho, click para agrandarla si uno tiene un monitor bien grande.)


Compartir:

5 comentarios:

  1. Excelentes fotos, Guillermo! Y muy clara explicación. ¿Será muy atrevido pedirte un consejo como fotógrafa aficionada? Este efecto ilumina de rosa las sierras en los alrededores de Merlo, San Luis, que miran hacia el oeste. Pero nunca pude sacar una serie de fotos así: salen muy claras, muy oscuras, con colores irreales...

    ResponderEliminar
  2. @Diana: No hay una respuesta única, pero por suerte con una cámara digital se puede probar y probar. Yo intentaría buscando una configuración de colores "vívidos", una temperatura de color cálida ("nublado", por ejemplo), y probaría subexponiendo y sobreexponiendo de a tercios. Prácticamente cuanquier cámara puede ajustar su exposición de esta manera, si bien suele no ser en el modo "auto", que la mayoría de la gente usa. Vale la pena explorar los mínimos controles manuales que tienen casi todas las cámaras. (Estoy de viaje, cuando regrese me fijo los seteos de las fotos de arriba.)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tus buenísimas notas!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Guillermo. Llego a sacar fotos en "manual", pero no tengo la paciencia para lograr una serie así. Ni tampoco la suerte de tener un cielo así a mano: solo en vacaciones... Alguna vez será...
    Sigo en contacto con tu interesante blog!

    ResponderEliminar
  5. Uuhhhh que tremenda la primer foto... hermosa!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...