sábado, 19 de noviembre de 2011

¡Hey, YU!

El asteroide 2005 YU55 vino y se fue, sin pena ni gloria. No chocó con la Tierra, ni chocó con la Luna. No causó terremotos, ni mareas devastadoras ni lluvias de sapos y culebras. Tal como estaba previsto, mal que le pese a los que ven un apocalipsis en cada esquina. Igual que el cometa Elenin. Igual que el 11-11-11. Da ganas de decir "te lo dije".

Aún así, el paso cercano a la Tierra de 2005 YU55 el 8 de noviembre pasado tuvo su interés. Miles de personas lo observaron, así como varios radiotelescopios grandes que lo escudriñaron con radar. Estas observaciones tenían dos propósitos principales. Por un lado, fue una oportunidad "gratis" de observar de cerca un asteroide sin viajar hasta él, cómodamente sentados en nuestra "nave espacial Tierra". Por otro lado, este asteroide en particular pasa no sólo cerca de la Tierra sino también de Marte y de Venus (tiene una órbita muy ovalada, ¿a nadie se le ocurrió usarlo como transporte para viajar a Marte?). En 2029 va a pasar muy, muy cerca de Venus, que le modificará la órbita, de manera que el siguiente paso cercano a la Tierra es incierto. Es importante medir con la máxima precisión posible su trayectoria para poder calcular su órbita futura lo mejor posible. Los astrónomos monitorean desde hace algunos años todos los asteroides cercanos a la Tierra precisamente para detectar posibles asteroides peligrosos. Ya descubrieron uno (chiquito) que cayó exactamente como lo calcularon (sobre Darfur, nada menos). Por suerte la inmensa mayoría de los asteroides son minúsculos, de manera que se queman en la atmósfera y a lo sumo caen algunos meteoritos inofensivos. Pero más vale estar alerta.

¿Por dónde pasó 2005 YU55? Hice un videíto en Celestia para mostrarlo. Si bien se repitió hasta el cansancio que pasaría entre la Tierra y la Luna, en la animación se ve que el asteroide pasó entre la Tierra y la órbita de la Luna. Además (fijarse en la vista lateral, la de la izquierda), pasó un poco "por arriba" del plano de la órbita de la Luna.



También se dijo que tiene el tamaño de un portaaviones. Lamentable comparación. ¿Cuánta gente vio en su vida un portaaviones? 2005 YU55 mide 400 metros de diámetro, ¿hace falta compararlo con algo? Si se quiere, en Bariloche podemos decir que es como la Isla de las Gallinas, ese islote que queda detrás de la Isla Huemul. ¿Qué, nunca viniste a Bariloche? Bueno, cabría ajustado en la Dársena Norte, allí donde está amarrada la fragata Libertad y de donde sale el Buquebús. ¿Tampoco conocés Buenos Aires? Bueno, 400 metros, qué tanto. Es medianito, para ser asteroide. Estos asteroides no son lo suficientemente masivos como para que sus rocas se suelden por completo. Son más bien enormes pilas de escombros, apenas mantenidos juntos por la poca gravedad que ellos mismos producen.

Las imágenes obtenidas durante el paso cercano del martes no son fotos tomadas por una cámara, sino imágenes "representativas" preparadas con las observaciones de radar. Estos asteroides son muy oscuros, reflejando como mucho el 1% de la luz que reciben. De modo que era muy difícil observarlo directamente. Sé que mucha gente se sintió decepcionada al ver imágenes como ésta, aparentemente tan cruda, obtenida por el enorme radiotelescopio Goldstone. Insisto: no es una foto tomada por una cámara. Para ser una imagen de radar, es sorprendentemente buena.  Tiene una resolución de apenas 4 m por píxel, y muy poco ruido y pixelado.

La técnica usada para obtener estas imágenes es similar a la de los ecógrafos doppler que se usan en medicina, sólo que con ondas de radio en lugar de sonido. En la escala vertical de la imagen está representado el tiempo del eco, de manera que la parte más alta de la imagen es la más cercana al observatorio. Por eso el asteroide no se ve en "fase llena", a pesar de que el radar lo "ilumina" de frente. Además, como el asteroide está rotando, el efecto Doppler hace que la parte que rota hacia el observatorio devuelva una longitud de onda más corta que la parte que se aleja. Esta diferencia de longitud de onda es representativa de la forma del asteroide, y se la muestra en la escala horizontal. O sea: tiempo en vertical, longitud de onda en horizontal. Rotadores rápidos aparecen estirados horizontalmente; cuerpos inmóviles aparecen como una única columna de pixels en el medio. El resultado es como si estuviéramos viendo el asteroide desde un costado, perpendicular a la línea que va del radar al asteroide, mirando a lo largo del eje de rotación, y como si el asteroide fuera translúcido y viéramos sus dos hemisferios "norte" y "sur" superpuestos. No es para un portarretratos, pero es una valiosa imagen astronómica.

Usando 28 imágenes los astrónomos de Goldstone han hecho este video donde se ve el asteroide rotando, con varias depresiones grandes y puntos brillantes en la superficie que deben ser grandes rocas, que aparecen y desaparecen a medida que cambia la iluminación que suministra el radar. Tal vez haya más y mejores imágenes en los próximos días, todavía están procesando las observaciones.

Pour la gallerieaquí hay una foto-foto, tomada con uno de los mejores telescopios del mundo, el telescopio Keck, con 10 m de apertura y óptica adaptativa. El asteroide es negro como el carbón, pero esa imagen es en luz infrarroja. A menos que se use semejante aparato, 2005 YU55 no aparece más que como un puntito de luz. Se aprecia la ventaja de usar un radar para ver algo.


Las imágenes de radar de 2005 YU55 son de Goldstone/NASA/JPL.

PS: Nada que ver con el asteroide, pero a no perderse las Crónicas de la Tormenta Serpiente, recién publicada por Ciclops. Es la tormenta, ya se sabe, que apareció por acá más de una vez:


Compartir:

1 comentario:

  1. Muy buen post! Lamentablemente hay mucha gente apocalíptica, jaja. La foto es espectacular, varios colegas hospedados en distintos hoteles en buenos aires observaron ese punto brilloso. Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...