sábado, 31 de diciembre de 2011

2012

Y bue, llegó el 2012, con sus profecías apocalípticas que nos acompañarán durante 366 días. Antes de entrar en detalles, y para que quede clara mi posición:

NO VA A PASAR NADA

¿Alguien quiere apostar? APUESTO 100 PESOS A QUE NO SE ACABARÁ EL MUNDO, NI CAERÁ NINGÚN METEORITO CATASTRÓFICO, NI SE INVERTIRÁN LOS POLOS MAGNÉTICOS. No sé si River ascenderá o seguirá en la B, eso sí que no lo apuesto. El que quiera perder 100 pesos, mándeme un mensajito y arreglamos.

Desde hace años circulan alarmantes rumores de eventos catastróficos que ocurrirán en el año 2012, específicamente el 21 de diciembre de 2012, coincidiendo con el solsticio de verano del hemisferio sur. La creencia de que algo terrible ocurrirá ha sido diseminada a través de libros, programas de televisión, cadenas de emails y otros medios contagiosos. En 2009 se estrenó una película del género catástrofe, cuyo póster vemos aquí. Y en las charlas de divulgación astronómica surge una y otra vez la pregunta. ¿Qué va a pasar en el año 2012?

¿Hay algo de cierto en todo esto? ¿Qué desastre (etim.: mala estrella) nos aguarda? ¿Será 2012 el año del Apocalipsis, del Ragnarok, del Fin del Mundo de los Mayas? ¿Habrá una alineación cósmica con cataclismos geológicos que destruirán nuestra civilización? ¿Vendrán los extraterrestres a salvarnos? ¿Habrá que refugiarse en el Uritorco? ¿Deberán los productores de la película gastar sus pingües ganancias antes de ser arrasados por tsunamis de un kilómetro de altura?

Calendario Maya. ¿Y qué tienen que ver los mayas en todo esto? Los mayas tuvieron una astronomía bastante desarrollada, en particular un calendario muy bueno. En el calendario maya hay ciclos, parecidos a los de nuestro calendario. En nuestro calendario la sucesión de días da lugar a meses, 12 meses hacen un año, 100 años un siglo, 10 siglos un milenio... Los mayas usaban un sistema de numeración basado en el número 20, de manera que acumulan de a 20: 20 días hacían un uinal, 18 uinales un tun (casi un año), 20 tuns un katun, 20 katuns un baktun...

Al igual que en nuestro calendario, cada tanto termina un ciclo largo. Es equivalente a lo que ocurre en nuestro sistema decimal cuando aparece una ristra de ceros, un milenio por ejemplo. Es algo para festejar, más que para preocuparse. Pero recordemos que en Europa en el año 1000, y en todo el mundo en el 2000, a más de uno se le pusieron los pelos de punta, como sabemos. El 21 de diciembre de 2012, dicen algunos, coincide con el final de la Cuenta Larga del calendario maya, el final de uno de estos ciclos, equivalente a una ristra de ceros en nuestro sistema de numeración decimal. Esto tal vez sea cierto, y tal vez no. Yo no soy un experto en arqueología maya, y la verdad que no sé con cuánta evidencia se cuenta para afirmarlo. Además, es por supuesto posible (aunque también incierto) que los mayas creyesen que al final de la Cuenta Larga sobrevendría alguna catástrofe. Esto no significa que vaya a ocurrir, así como no termina el mundo cuando cambia el milenio. Lamentablemente para los mayas y para su civilización la catástrofe les llegó mucho antes, hacia el año 900 de nuestra era. Sin necesidad de alineaciones planetarias.

Con el cuento del calendario maya se mezclan una cantidad de creencias apocalípticas de origen incierto, todas ellas falsas. Permítanme mencionar algunas.

Alineación planetaria. Se dice que se alinearán los planetas. Es falso. El 21 de diciembre los planetas de nuestro sistema solar no estarán alineados ni siquiera aproximadamente (ver las figuras). Y aunque lo estuvieran, no pasaría nada. Todos los años se producen alineaciones planetarias, y cada tantos años se alinean aproximadamente varios planetas (como en mayo de 2000, cuando hubo también predicciones apocalípticas incumplidas). No hay ninguna consecuencia en la Tierra. Absolutamente ninguna. La principal acción gravitatoria sobre la Tierra es la de la Luna, que produce las mareas y un par de fenómenos más, mucho menos perceptibles. Por más que se acomoden el Sol, Júpiter y Saturno, a la Tierra no se le mueve un pelo. Los gigantes del sistema solar son mucho más masivos que la Luna, pero están muchísimo más lejos.

Extraordinaria alineación galáctica. El Sol se alineará con el agujero negro que está en el centro de la Galaxia, lo cual producirá desde catástrofes geológicas hasta transformaciones espirituales en la Humanidad. Nada de eso. El Sol pasa todos los años frente al centro de la Galaxia: es la intersección entre el plano de la eclíptica y el ecuador galáctico, que está en la constelación de Sagitario. Esta alineación es casual y no produce ningún efecto, ni catastrófico ni benéfico. Por otro lado, el Sol no pasa exactamente frente al agujero negro supermasivo que nuestra Galaxia aloja en su centro, sino a unos pocos grados de distancia (en la ilustración el centro galáctico está señalado con una crucecita roja cerca del borde derecho; el Sol es la estrella brillante y amarilla). El calendario maya, por supuesto, ignora todo sobre alineaciones galácticas, ya que los mayas ignoraban que viviésemos dentro de una. Es posible que notaran que el Sol cruzaba la parte más gruesa de la Vía Láctea (que es la dirección del centro de la Galaxia), y que este evento tuviese algún significado en su sistema de creencias, pero no hay consecuencias planetarias a raíz de ello.

El baile de los polos. También dicen que se invertirán los polos magnéticos. Puede ser. El campo magnético terrestre cambia de polaridad cada tanto. La última vez fue hace 780 mil años. El cambio no ocurre de un día para el otro, de todos modos, sino que probablemente lleve unos miles de años. Los geólogos tienen catalogadas todas las inversiones, y no coinciden con eventos catastróficos del pasado (extinciones en masa, por ejemplo).

Chocan los planetas. Como si fuera poco, parece que un planeta desconocido chocará con la Tierra. La "evidencia" de este fenómeno es una supuesta transmisión telepática proviniente de unos extraterrestres que están tratando de avisarnos. O una profecía de Nostradamus. Por favor. Cualquier planeta que fuese a pasar cerca de la Tierra en 2012 ya habría sido observado sin dificultad. Ciertamente podría existir un planeta aún no observado en el sistema solar. Los astrónomos lo han buscado infructuosamente, y han calculado (a partir de las propiedades de las órbitas de los planetas conocidos) que ningún planeta del tamaño de Marte o mayor existe a una distancia menor que 62 unidades astronómicas (Plutón orbita el Sol a 39 unidades astronómicas en promedio). Por otro lado, un planeta aún pequeño como Plutón podría ser observado a una distancia de 300 unidades astronómicas. De manera que es bastante seguro que no hay ningún planeta grande a menos de, digamos, un par de cientos de unidades astronómicas. Y aún si lo hubiera, no hay manera de que semejante objeto llegue a la Tierra en dos años. Lo único que pasará cerca de la Tierra en 2012 será el romántico asteroide Eros, uno de los pocos asteroides "grandes" (más de 10 km) cercanos a la Tierra, que a fin de enero de 2012 pasará a 26 millones de kilómetros (70 veces la distancia a la Luna, lo cual es bastante cerca en términos planetarios). En un futuro más lejano algún asteroide de estos podría chocar con la Tierra, razón por la cual los astrónomos los están catalogando a todos y los vigilan de cerca. Asteroides pequeños son más difíciles de rastrear, pero no representan ningún peligro global: en octubre de 2009 uno de 10 metros explotó a 20 km sobre Indonesia, con gran estruendo. Estos asteroides caen cada un par de años, sin más consecuencias que ocasionales meteoritos si algo de roca o metal sobrevive al impacto contra la atmósfera.

¿No va a pasar nada? ¿Pero entonces en 2012 no va a pasar nada? Claro que va a pasar. 2012 va a ser un año muy interesante. El 6 de junio se producirá un raro tránsito de Venus delante del Sol, evento que no se repetirá hasta el 2117. Habrá Juegos Olímpicos en Londres. Se celebrará el Año de Turing en el centenario de su nacimiento, genial matemático británico creador de buena parte de la ciencia computacional. El Sol pasará por el máximo de su ciclo de actividad de 11 años de duración (durante el máximo se invierte el campo magnético del Sol, pero esto me parece que se les escapó a los catastrofistas). Habrá eclipses solares y lunares, y muchos más eventos astronómicos interesantes.

¿Ningún desastre? Si quieren seguir en tiempo real los desastres naturales que se produzcan, pueden usar esta herramienta de Google Earth que recomienda mi amigo Ariel Torres

La película, por lo demás, estuvo bastante mala. Feliz Año Nuevo.

Compartir:

18 comentarios:

  1. Gracias por la nota, Guillermo, ahora me quedo más tranquila y podré disfrutar el año que empieza :-).
    Aprovecho a los mayas para hacerte un pedido relacionado con los aborígenes. Hace algún tiempo estuve en Malargüe y fui al Planetario (imperdible para el que pase por ahí). Y mostraron una imagen de una "constelación oscura", definida no por las estrellas sino por la falta de ellas, de alguna cultura indígena de por aquí. Creo que era una llama. Y no era el Saco de carbón, que también mencionaron. En el planetario se veía reclara, pero nunca la pude encontrar en el cielo, ni encontré más información en internet. ¿Sabés algo de esto?

    ResponderEliminar
  2. @Nube: No conozco esa "constelación oscura". Si averiguo algo lo contaré.

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por tus explicaciones y muy bueno el blog como siempre. Feliz 2012.

    ResponderEliminar
  4. Saludos desde Costa Rica, buen blog más que por creer que se acabe el mundo me gustan los cuerpos celestes :D. #Preguntica es saber si utilzo algún tipo de software para hacer las gráficas me gustaría saber cuál. Feliz año 2012

    ResponderEliminar
  5. @Julio: Gracias. Si te referís a las imágenes astronómicas, fueron hechas con Celestia.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. @Nube: Le he preguntado a mi amigo Andrés Risi, del Planetario de Malargüe, y dice que: "Los ojos de la llama son alfa y beta Centauri. De ahí sale el cuello hacia la constelación de Sagitario y Escorpio donde termina. Es la llama sagrada de los incas. Se ve muy bien pero el cielo tiene que ser muy bueno. Sin luces ni luna." Si no me equivoco, se la ve bien paradita en una de mis fotos del cometa Lovejoy, como besando el cometa en la primera foto aquí. En cuanto pueda haré un dibujo y lo mostraré.

    ResponderEliminar
  8. Buenísimo...espero poder verla en estos días de vacaciones y cielos sin luces humanas.
    Un saludo para Andrés, que le saca el jugo a la tecnología y hace maravillas en el planetario de Malargüe!!!
    Y ahora, sabiendo que la llama era Inka, encontré mucho material para leer en qoyllur.blogspot.com (aunque de la llama no hay dibujo...)

    ResponderEliminar
  9. El Mañik Lacteal: corresponde a una extensa zona del cielo, y a un grupo de "asterismos" característicos de América [25]: los asterismos "negativos", formados por zonas obscuras de la Vía Láctea. En este caso la cabeza del Mañik se identifica con el Saco de Carbón, el cuello (cosot) es una serie de zonas obscuras de la Vía Láctea, el pecho (lotogue) es una zona obscura cercana a Escorpio, como así también las piernas (yagram). Resulta, en una noche obscura y una vez que se lo identifica, muy notable y evidente, siendo en ese sentido un ejemplo de un asterismo altamente "figurativo" entre los mocovíes.

    ResponderEliminar
  10. Alojaa! Oye dos cosas que quería decirte, 1 es que si te fijas desde la tierra y observas el espacio el 21/12/12, se puede observar una alineación de los planetas, claro no es la original que todos pensamos, es cuestión de perspectiva, aunque también si detallas hay alineación entre el sol, mercurio, venus y Saturno, el otro detalle es con respecto al sol, resulta que se corre rumor también de que una vez el sol se posicione en el ecuador galáctico (que por cierto tengo mis dudas aun de que eso ocurra todos los años estoy esperando un nuevo programa para verificarlo) y en su punto más centrado de la galaxia ocurrirá que aumenten las tormentas solares, otra cosa que me pareció escuchar en un video http://www.youtube.com/watch?v=eNlTXTw-jg4&feature=player_embedded#at=279 es que la tierra también se alineaba con el ecuador galáctico y que el hoyo negro es el causante de que las galaxias sean planas ya que el tiene una fueza( sea polaridad o gravitacional)que causa esto, además hablan de que la inversión de los polos se causaría cuando la tierra pasase por el ecuador galáctico por culpa del hoyo negro y bla bla... te aconsejo que lo veas.

    En mi opinión no creo nada aun, ni tampoco descartado nada aun, estoy esperando un programa astronómico con el cual saldré de algunas dudas. Lo que si podemos estar seguros, es que para los mayas debería comenzar un nuevo ciclo de vida y no como muchos piensan que es el final de los tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recuerdo por qué no contesté este comentario en su momento. Pero vale la pena aclarar, ya sea para Juan o para otros lectores interesados, que el 21 de diciembre de 2012 no hay ninguna alineación particular de planetas. Esto puede verificarse con cualquier programa de astronomía: Stellarium, Cartes du Ciel, y particularmente Celestia.

      Eliminar
  11. Disculpa no deje mi correo, billgatedown@hotmail.com cualquier cosa que quieras discutir o hablar estoy a la orden, yo continuare investigando =D

    ResponderEliminar
  12. Hola Guillermo, solo te falto mencionar un acontecimiento para el 2012. LA TERCERA GUERRA MUNDIAL que se avecina. Es que no sabias nada de esto? Pues fijaros bien en Siria e Iran. Aunque no se si tiene algo que ver con la astronomia.

    ResponderEliminar
  13. Hola Guillermo! muy interesantes tus artículos, estoy haciendo un posgrado en divulgación de la ciencia en la UNRN y me encanta este blog!

    ResponderEliminar
  14. Buen negocio el de la apuesta, total si el mundo se acaba no debería pagarla... inteligente

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...