sábado, 11 de abril de 2015

Hipergigante hiperlejana

La tercera estrella rara de las que comenté la semana pasada, en la nota sobre la estrella más lejana visible a simple vista, es una variable en la constelación del Centauro: V766 Centauri. Está mucho más lejos: 12 mil años luz, de acuerdo a mediciones indirectas. Con una magnitud máxima de 6.1 está apenas rozando el rango de visibilidad a ojo desnudo. Es posible que desde un sitio extremadamente oscuro un niño pueda verla, si uno pudiera indicarle dónde está.

V766 Cen es una estrella superlativa. Tal como comentamos la semana pasada, junto a x Carinae y Rho Cassiopeiae forma parte de una categoría rarísima: las hipergigantes amarillas, de las cuales se conocen apenas una docenita en toda la galaxia. Se conjetura que son una etapa intermedia y fugaz de ciertas estrellas de gran masa, antes de convertirse en variables luminosas azules (la categoría de Eta Carinae) para finalmente explotar como supernovas y sembrar el espacio interestelar con elementos químicos pesados.

Este mamut estelar es fácil de fotografiar con un teleobjetivo mediano, ya que se la encuadra con Alfa y Beta Centauri, los Punteros de la Cruz. Un par de cumulitos de sexta magnitud, y otra estrella similar, sirven para encontrarla. Es una región densa de la Vía Láctea, así que es fácil perderse. Curiosamente, en la misma foto aparece otra estrella notable, pero no por ser gigante o lejana, sino todo lo contrario: Proxima, la estrella más cercana al Sol, una enana de magnitud 11 a apenas 4 añitos luz de distancia.

Aquí está V766 recortada de la misma foto, en máxima resolución:


La peculiaridad de V766 Cen no se acaba con su raro tipo espectral. Es una rara entre las raras. Se le calcula una enorme masa inicial, la mitad de la cual ya ha perdido en una serie de paroxismos explosivos cuyos restos pueden verse en la delicada foto tomada por el Observatorio Europeo Austral al pie de esta nota. Además es binaria, con una compañera muy cercana. La interacción ha producido una enorme expansión de la estrella primaria, ¡y las estrellas se tocan! Con un radio 1300 veces mayor que el del Sol, si la pusiéramos en el centro de nuestro sistema solar ¡se extendería hasta más allá de la órbita de Júpiter! No me digan que no es una cosa rara. Hice la visualización en Celestia usando los parámetros conocidos, y me sigue pareciendo rara. Eso sí: habría que usar anteojos bien oscuros para verla a esta distancia, porque sus 39 masas solares brillan con la fuerza de más de 800 mil soles.



V766 Centauri es casi tan grande como la estrella más grande conocida, VY Canis Majoris, que ya ha aparecido por aquí. El paper que leí sobre esta rara estrella, que condensa 60 años de observaciones, es The yellow hypergiant HR 5171 A: Resolving a massive interacting binary in the common envelope phase, de O Chesneau et al. (2014) Astronomy & Astrophysics 563:A71. La simulación está hecha con Celestia. La foto del ESO/Digitized Sky Survey 2 puede encontrarse aquí en varias resoluciones.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...