sábado, 7 de mayo de 2011

Betelgeuse

En los últimos meses ha habido noticias desproporcionadamente sensacionalistas acerca de la posibilidad de que una estrella cercana explote como supernova. Diarios, portales y cadenas de email repitieron hasta el hartazgo que "la Tierra podría tener dos soles en 2012" y cosas por el estilo. ¿Hay algo de verdad en todo el asunto?

Algo.

La estrella en cuestión se llama Betelgeuse. A pesar de su designación como Alfa Orionis, actualmente es la segunda estrella más brillante de la constelación de Orión, y octava más brillante del cielo. Su brillo es variable, y en ocasiones ha brillado más que su vecina Rigel, Beta Orionis, que es la más brillante de la constelación gigante. Estoy seguro de que la han visto, inclusive desde una gran ciudad: es la estrella roja en el familiar rectángulo de estrellas brillantes que rodea a las Tres Marías.

Betelgeuse es una estrella ENORME. Su masa es 20 veces mayor que la del Sol. Las estrellas tan pesadas viven sus vidas rápidamente (a diferencia del Sol, que a mediana edad ya lleva brillando casi 5 mil millones de años). Actualmente Betelgeuse se encuentra en una etapa avanzada de su evolución, llamada supergigante roja. Es realmente GIGANTE: si estuviera en lugar del Sol, ocuparía hasta la órbita de Júpiter. Es un volumen millones de veces mayor que el del Sol, pero su masa —como dije— es sólo 20 veces mayor. Así que es gigante, pero súper-tenue. En su superficie es miles de veces más tenue que nuestro aire.

Está relativamente cerca, a unos 500 años luz de distancia. Su enorme tamaño y su proximidad permiten que los mejores telescopios logren vislumbrar su disco, el contorno de su difusa superficie, cosa que no ocurre con casi ninguna otra estrella. En estas fotos se ve que tiene partes más calientes que otras y que está rodeada de una atmósfera muy asimétrica monstruosamente grande, mucho mayor que nuestro sistema solar entero.

Las estrellas tan pesadas terminan sus vidas explotando como supernovas: eventos cataclísmicos que destruyen a la estrella. Su núcleo colapsa en una estrella de neutrones (una especie de núcleo atómico gigante) o un agujero negro. Sus capas exteriores se inflan con la explosión, formando una nebulosa que pasa a integrar el material interestelar del cual se formarán nuevas estrellas, en generaciones sucesivas.

¿Hay algún peligro? Para verse tan brillante como el Sol, una supernova típica tendría que estar a un par de años luz de nosotros, y por suerte no hay ninguna candidata tan cerca. A distancias menores que algunas decenas de años luz una supernova podría causar un daño apreciable en nuestro planeta. No hay ninguna posibilidad de esto tampoco. Betelgeuse podría causar daño si explotase de manera muy "enfocada", expulsando casi toda la radiación en chorros polares. Pero su eje de rotación no apunta hacia la Tierra, así que tampoco hay peligro por este lado.

Durante la explosión la estrella aumentará muchos millones de veces su brillo. Una estrella como Betelgeuse, cuando explote, alcanzará en nuestro cielo un brillo comparable al de la Luna llena. Definitivamente no será tan brillante como el Sol, pero de todos modos será un espectáculo digno de verse. ¡La luz de la Luna llena concentrada en un puntito como una estrella! Hará sombras en el piso, se podrá leer de noche a su luz, y se la verá sin dificultad en pleno día. El brillo exacto que alcanzará Betelgeuse es incierto. La estrella tiene esa superficie difusa que hace que las mediciones de su distancia sean imprecisas: podría estar a 300 años luz de distancia, o al doble. El brillo de las supernovas de este tipo (tipo II), además, es variable (a diferencia de las de tipo Ia, que además son más brillantes). Todo el evento es bastante rápido en términos astronómicos. La explosión ocurrirá en segundos, pero alcanzará su brillo máximo en un par de semanas, y luego irá extinguiéndose con el transcurso de los meses. (Algo del tamaño de una estrella que colapsa sobre sí mismo en una fracción de segundo pone un poco la piel de gallina, ¿no?)

Bueno, pero ¿cuando la veremos explotar? Betelgeuse se encuentra al final de su vida. Podría explotar en cualquier momento durante el próximo millón de años. Podría ser esta semana. O en 2012 (uy, qué miedo). O en el siglo XXXI. O cuando ya no haya gente en la superficie de nuestro planeta. Los astrónomos no saben lo suficiente sobre estas estrellas como para predecirlo con más exactitud. Las observaciones de sus encogimiento, de su poderoso viento estelar, de sus zonas calientes, no aportan información sobre su núcleo, que es donde ocurrirá toda la acción. Ojalá que sea pronto, ya que será un espectáculo sin igual y una oportunidad sin precedentes para la estronomía (no se ve una supernova en nuestra galaxia desde 1604 (la Supernova de Kepler, brillante como Venus). Y ojalá que sea en nuestro verano, así la vemos de noche, cuando Orión está alto en el cielo.


Nota sobre la pronunciación. Los gringos pronuncian Beteljuice o Beetlejuice. La palabra es de origen árabe, y la pronunciación llana en castellano, así como está escrito: Betelgeuse, es mucho más correcta. No tengan miedo de decirlo. Betelgeuse, Betelgeuse, Betelgeuse.

Compartir:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...