sábado, 18 de febrero de 2012

Luz cenicienta

Hace poco, a propósito de una foto tomada desde la Estación Espacial Internacional, recomendé observar la luz cenicienta durante los primeros días de la luna creciente. ¿La vieron? Durante esta semana podremos verla en el cielo del amanecer, al acercarse la Luna nueva. (Nota del 22/2: La Luna nueva se produjo hoy, 22 de febrero. A partir de mañana busquen la Luna creciente en el cielo del oeste al anochecer, primero cerca de Mercurio, después cerca de Venus el sábado 25, y finalmente cerca de Júpiter.)

Esta luz cenicienta es un encantador fenómeno astronómico, muy fácil de observar y de fotografiar. Esta imagen, por ejemplo, fue tomada con una cámara digital compacta sencilla, poco antes del amanecer, con luna menguante. Se ve la línea del horizonte al nordeste de Bariloche, con el Cerro Villegas sobre las luces de Dina Huapi. 

Esta es la Luna de la foto de arriba. Se ve claramente que la parte diurna de la Luna, de la que sólo vemos una pequeña menguante, está en su mayor parte del otro lado. La parte nocturna, sin embargo, se distingue claramente, inclusive con las características formas de los mares. Ésa es la luz cenicienta. Pero si el Sol está del otro lado, ¿de dónde viene esa luz?


Esa luz también es luz del Sol, pero reflejada en la Tierra. Como se puede ver en esta ilustración, las fases de la Tierra y de la Luna son opuestas: cuando es Luna nueva (vista desde la Tierra), es Tierra llena (vista desde la Luna). Y la Tierra es muy brillante, y más grande que la Luna. Así que la Tierra llena ilumina intensamente la noche de la Luna. Un verdadero Claro de Tierra. Parte de esa luz se refleja una vez más hacia la Tierra. Así que la luz cenicienta es luz solar doblemente reflejada, primero una vez en la Tierra, y una segunda vez en la Luna. En inglés, como decíamos en otra nota, dicen que es la Luna Vieja en brazos de la Luna Nueva.

Siempre creí (y lo dije aquí mismo más de una vez) que la explicación del fenómeno se debía a Galileo. Pero leí recientemente que Leonardo da Vinci lo explicó correctamente en el llamado Codex Leicester, un siglo antes que Galileo. Ahora no estoy seguro. Si alguien tiene una copia del Leicester, por favor que se fije.

La observación de la luz cenicienta tiene su valor científico además del encanto poético. Se la puede usar para calcular la cantidad de luz que refleja la Tierra (llamada albedo), que depende sobre todo de la capa de nubes, un importante factor climático.

Todo refleja algo de luz. Así que el fenómeno de la luz cenicienta tiene variantes según la circunstancia de cada planeta. Una de las más bonitas es la iluminación de Saturno por sus anillos, que el robot Cassini ha fotografiado más de una vez. A ver quién puede interpretar todas las luces y sombras que se ven en esta imagen de la noche de Saturno.

También es notable esta inusual iluminación cenicienta en Encélado aparecida hace poco en APOD. La pequeña luna de Saturno es puro hielo, blanca como la nieve. Su lado nocturno se ve brillar amarillento en esta foto, iluminado por la luz cremita de Saturno. El lado brillante, iluminado por el Sol, se asoma por la derecha. El polo sur está hacia abajo, y se ven los famosos géiseres a contraluz, con rayos y sombras. La imagen (de NASA/JPL/Cassini) fue procesada por el inefable Gordan Ugarkovic.


Las fotos de Saturno y de Encélado son de NASA/JPL/Cassini. Las otras imágenes son mías.

Compartir:

3 comentarios:

  1. Genial como siempre. No dejo de leer ninguna de tus publicaciones. Con respecto al tema de este post, en una ocasión saqué fotos de la Luna en conjunción con Venus desde mi balcón en Rosario, en las que se nota muy claramente la luz cenicienta; desconocía que se llamaba así, hasta ahora.. Gracias por compartir tu conocimiento!

    ResponderEliminar
  2. ¿Al momento de hacer esta nota estabas al tanto de la publicación que se dió a conocer esta semana sobre el estudio de reconocer signos de vida estudiando la luz de la Tierra que rebota en la Luna para luego extrapolarlo a los exoplanetas? ¿O fue simple coincidencia?
    PD: Hace tiempo pensé y me pregunté ¿Si alguien nos viera de muy lejos, como podría darse cuenta de que hay vida en la Tierra? Me alegra saber que alguien con los conocimientos y la capacidad de llevar a cabo ideas y estudios para responder eso también se lo haya preguntado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una total coincidencia. Matías se refiere a la interesante noticia que comenté en Twitter: VLT Rediscovers Life on Earth, donde además hay una encantadora foto de la conjunción de la semana pasada. Todavía no pude leer el paper, la CNEA no renovó la subscripción a Nature, grrrr.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...