sábado, 5 de abril de 2014

Veo, veo... ¿Qué ves?

¿Papá Noel te trajo un telescopio y no sabés qué mirar? Cada tanto me encuentro con algún principiante frustrado porque no sabe qué observar con su primer telescopio. ¿Qué ver? Todos hemos pasado por esa etapa. La sobredosis de información que provee la Web sólo ha empeorado el problema.

Claro, hay catálogos de objetos astronómicos. ¿Pero qué catálogo uso? ¡Hay montones! El clásico NGC, New General Catalogue ("new" en el siglo XIX...) tiene más de siete mil objetos. Su complemento el Index Catalogue (IC) miles y miles más. ¿Te gustan las galaxias? El Principal Galaxies Catalogue (PGC) nos abruma con más de un millón de galaxias cuidadosamente clasificadas. ¿Entonces?

Hay dos, y sólo dos, catálogos que son cruciales para el principiante. Uno de ellos es una reliquia del siglo XVIII, compilado por Charles Messier para su uso personal, sin ningún criterio científico. Messier era un cazador de cometas parisino, y preparó su lista con objetos fácilmente confundibles con cometas, para no equivocarse. Como resultado de esto su catálogo es muy sesgado. Faltan objetos magníficos que Messier no creyó que fueran confundibles con cometas, e incluye algunos objetos de dudoso interés. Además, para los que vivimos en el hemisferio sur, le faltan montones de objetos que valen la pena y que simplemente son invisibles desde París. Aún así, el catálogo Messier se volvió inmensamente popular y vale la pena explorar los que podamos de sus 109 o 110 objetos.

En 1995 un legendario divulgador de la astronomía inglés, Sir Patrick Moore, se propuso enmendar un poco las falencias del Messier y compiló su propia lista de 109 objetos, distribuídos más uniformemente en el cielo, y sin repetir los de Messier. Como su propio apellido también empezaba con M, para evitar confusiones decidió usar su apellido completo y compuesto, Caldwell-Moore, y llamó al suyo catálogo Caldwell. Sky&Telescope lo publicó y se hizo inmediatamente popular.

El catálogo Caldwell no carece de críticos, pero no vale la pena perderse en discusiones ociosas. ¿Era necesario un catálogo más? No. ¿Es útil? Sí. Bueno, usalo y punto. ¿No te gusta el Caldwell? Hacé tu propia lista, como hacen tantos. ¿No sabés qué poner en la lista? Ay, ay, ay...

Preparé una carta de todo el cielo con la ubicación de los objetos Caldwell (el link al pdf está al pie de la nota). No la usen más que como guía para encontrarlos con respecto a las constelaciones, y para saber qué se puede observar según la hora y la época del año. Intencionalmente no puse estrellas ni líneas de ascención recta ni declinación. Cualquiera puede imprimir una carta detallada de la región que le interese usando Cartes du Ciel o su planetario favorito, para poder "navegar" hasta el objeto elegido. También pueden visitar el excelente Jim's Cosmos, donde hay una tabla del Caldwell con links a detalles de los objetos, una preciosa guía de bolsillo y una carta parecida a la mía. Y lo mismo para el catálogo Messier y algún otro. La página de Jim es muy informativa y sus cartas interactivas son una belleza, no sé cómo las hace.

Entre ambos catálogos suman más de 200 objetos astronómicos fascinantes, cúmulos de estrellas, nebulosas y galaxias, tanto para observar como para fotografiar y para aprender sobre ellos. Ojo: una cosa es tener una lista, otra cosa es encontrarlos en el cielo. Para eso hay dos alternativas: comprarse un telescopio computarizado (llamados popularmente GOTO), o aprender a navegar en el cielo con una carta, como explicamos hace años acá. Las dos opciones tienen sus ventajas y sus desventajas, sus defensores y sus críticos.

No puedo terminar esta nota sin mencionar que, aparte de los objetos "del cielo profundo" que listan estos catálogos, no hay que desdeñar la observación de la Luna ni de las estrellas dobles. Sobre la Luna ya escribí algo, y ya regresaremos con otros particulares.

Descargar la carta celeste del catálogo Caldwell.

Descargar el catálogo Caldwell para Cartes du Ciel.


Patrick Moore fue el creador y conductor del legendario programa de televisión de la BBC The Sky at Night, semanalmente en el aire desde el año 1957. Debe ser uno de los shows más longevos de la historia, y sin duda el que ha tenido mayor continuidad de conducción, ya que Sir Patrick fue el presentador de todos los episodios menos uno desde 1957 hasta enero de 2013 (¡habiendo fallecido en diciembre de 2012!). Tengo el honor de que, en dos ocasiones, The Sky at Night me pidiera fotos para mostrar en el show: en ocasión del tránsito de Venus en 2012, y recientemente con el hermoso cometa PANStarrs.

¿109 o 110? El catálogo original tenía 45 objetos, desde M1 la nebulosa del Cangrejo hasta M45 las Pléyades. La versión final publicada por Messier llegaba hasta el número 103. Sucesivas adiciones llevaron la lista hasta M110. M102 fue incluído por Messier a sugerencia de un amigo, quien después dijo que el objeto no existía, que había sido un error. A veces se identifica a la galaxia NGC 5866 como M102, pero su descripción no conincide con la del M102 original, y se lo hace simplemente para que no quede un hueco en la lista. 


Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...