sábado, 3 de enero de 2015

Planisferio celeste

¿Qué le vas a pedir a los Reyes Magos? ¡Nada mejor que un planisferio celeste! En el Cielo las Estrellas se anticipa y te lo entrega hoy, para que lo pongas en los zapatos el lunes a la noche.

Un planisferio es un mapa del cielo formado por dos discos que giran uno sobre el otro. El disco superior tiene una ventana que representa el cielo visible. El otro disco, que se ve parcialmente a través de la ventana, es el mapa. La posición en la que se ajustan los dos discos permite representar el cielo en cualquier momento del año. Es una verdadera computadora de papel.

El que ofrezco aquí está preparado especialmente para Bariloche. Prometo que alguna vez voy a adaptarlo para alguna región más metropolitana. Pero puede usarse sin problemas en cualquier región cercana, hasta cientos de kilómetros de distancia. Y con ciertas precauciones puede usarse en muchas regiones del planeta.

Cómo usar el planisferio

Acomodá el mapa circular haciendo coincidir el día con la hora que te interese. Por ejemplo, en la figura vemos cómo deben coincidir las dos partes para ver el cielo correspondiente al día 26 de julio a las 21:30 horas (señalado en rojo en la foto). Fijate, de paso, que el mismo cielo también se ve muchos otros días del año, ¡pero a otra hora! Por ejemplo, el óvalo verde muestra que el cielo del 14 de junio a las 00:15 es el mismo que el del 26 de julio a las 21:30.

Observar el cielo

Sostené bien el planisferio para que el mapa no se mueva. La parte que aparece dentro de la ventana ovalada es el cielo sobre tu cabeza. Hay una deformación, obviamente, porque es una representación plana de la esfera celeste. Pero sirve para orientarse. Por ejemplo, para saber qué estrellas son las que estás viendo sobre el horizonte del Este, poné el planisferio de manera que el punto cardinal "Este" quede del lado de abajo, como se ve en esta foto. Cerca del horizonte vemos que hay dos estrellas brillantes (las maqué en rojo): al noreste la estrella más brillante de la constelación del Águila (AQL) y al sudeste la de Piscis Austrinus (PSA), indicada por su nombre Fomalhaut. Más arriba, cerca del centro de la ventana ovalada (y por lo tanto del cenit) vemos que está la enorme constelación del Escorpión (SCO), marcada con un óvalo azul. Y así por el estilo. Los planetas y la Luna, que cambian de posición cada noche, no están representados en los mapas.

Si hacés girar el mapa redondo en el sentido de la agujas del reloj verás cómo cambia el cielo a lo largo de la noche, con las estrellas saliendo por el horizonte del Este y poniéndose por el horizonte del Oeste. El mismo movimiento permite observar el cambio del cielo a lo largo del año, observando a la misma hora.

Para usar el planisferio en otra latitud

Si estás al norte de Bariloche, verás todas las estrellas del cielo corridas hacia el horizonte sur. Es decir, habrá algunas estrellas representadas en el planisferio (cerca del horizonte sur del mapa) que para vos estarán debajo del horizonte. Al mismo tiempo podrás ver algunas estrellas cercanas a tu horizonte norte, que no estarán en el mapa. De manera análoga, si estás al sur de Bariloche verás el cielo corrido hacia el horizonte norte. Teniendo en cuenta esto se podrá usar el planisferio en todo el territorio argentino (con mayor dificultad en las regiones más lejanas, claro está).

Si viven en regiones ecuatoriales, o en el hemisferio norte, lo lamento: el planisferio no les servirá. Pueden venirse a vivir más al Sur, o conseguir un planisferio adecuado buscando en la web.

Para usar el planisferio en otra longitud

También hay que tener cuidado si uno está muy al Este o al Oeste de Bariloche. Si estás al Este, las estrellas salen para vos más temprano que lo que marca el planisferio. Para compensar esto hay que hacer lo siguiente. Calculá la diferencia de longitud entre tu lugar y Bariloche, y multiplicá por 4. Si estás al Este de Bariloche, sumá esa cantidad de minutos a tu hora y ajustá el planisferio a esa hora. Si estás al Oeste de Bariloche, restá esa cantidad de minutos.

Por ejemplo: la longitud de Buenos Aires es de 58 grados Oeste, mientras que la de Bariloche es de 71 grados Oeste. Entonces 71-58 = 13 grados. Multiplico 13x4 = 52 minutos. Para observar a las 22:00 horas, sumo 52 minutos y ajusto el disco horario a las 22:52 del día de observación. Es decir, en Buenos Aires a las 10 de la noche se ve el cielo que nosotros veremos a las 11 menos ocho. Es más sencillo que lo que parece, ya que ese cálculo hay que hacerlo una sola vez, y se puede anotar la diferencia en el frente del planisferio para tenerla como referencia. Si estás en otro huso horario, tendrás además que sumar o restar la diferencia con el huso horario de Bariloche, que es UT-3 todo el año.

El planisferio se puede descargar en este enlace. También quedará enlazado permanentemente en la sección de documentos de este blog.

OJO: El planisferio es un archivo grande (unos 2MB). Está archivado en Google Drive. Una vez que el navegador lo muestre, hay que elegir la opción adecuada para descargarlo. Queda fenómeno impreso en papel gruesito y brillante en un negocio de fotocopias. De nada.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...