sábado, 18 de julio de 2015

Doble lucero

El doble lucero del ocaso todavía puede disfrutarse en el cielo del Oeste al caer el Sol. Tuvo su culminación, recodarán, el 30 de junio con una extraordinaria aproximación de Venus y Júpiter, que brillaron a apenas 20 minutos de arco uno del otro. Fue una cosa preciosa de ver, que una foto como ésta apenas sirve para recordarlo.


Desde un par de días antes hubo avisos en los medios de prensa invitando a disfrutar del evento. Tal como yo mismo comenté en Bariloche 2000, una conjunción muy parecida a ésta es quizás la Estrella que vieron los Magos según el relato evangélico de Mateo. Es algo simpático de mencionar, y por eso lo hice. Ante mi estupor, a medida que se acercaba el evento se multiplicaban los titulares de que era una conjunción tan extraordinaria que no ocurría desde hacía 2000 años. ¡Pero ni yo ni ningún astrónomo habíamos dicho algo semejante!


Las conjunciones cercanas de Venus y Júpiter son muy frecuentes, de eso estaba seguro, pero tenía que sacarme la duda. Recurrí a uno de los programas más poderosos para hacerlo, que también tiene uno de los diseños más horribles y el nombre más ridículo que la Era Digital ha visto. El nunca bien ponderado Occult, digámoslo de una vez. En el tiempo que preparé la cena Occult calculó todas las conjunciones de todos los pares de planetas (los apulsos, para ser rigurosos), desde el año 3 a.C. hasta hoy, en las que los planetas se acercaron más que 20 minutos de arco (como la del 30 de junio). Resultaron ser 5065, de los cuales 521 entre Venus y Júpiter.

Claro, no todas estas conjunciones son dobles luceros. A veces los planetas se encuentran tan cercanos al Sol (en el cielo) que es imposible verlos y pasan desapercibidos. La conjunción de junio, así como la de hace dos mil años, ocurrieron particularmente apartadas del Sol, ideales para disfrutarlas durante el crepúsculo. Pero aún éstas son abundantes. Lo mejor es verlo en un gráfico.


En el eje horizontal está el tiempo en años, desde el 3 a.C. hasta hoy. En el eje vertical está la elongación del Sol, en grados (la separación entre el Sol y los planetas en el cielo). Cada punto es una conjunción de 20 minutos de arco o menos, coloreados según la proximidad de los planetas como muestra la escala. O sea, toda la mitad de arriba del gráfico (más de 20 grados desde el Sol, pongamoslé) son conjunciones muy cercanas y muy fáciles de ver. El punto negro arriba a la derecha es la del 30 de junio. Al lado suyo hay una todavía mejor, indicada por un punto rojo, que ocurrió en 1998, ¡a 45 grados del Sol y con los planetas a 17 minutos uno del otro! Claro, en 1998 la Web estaba en pañales, la única red social era... bueno, la red social.

Lo sospeché desde un principio: estas cosas ocurren todo el tiempo. Me encanta que la prensa invite a la gente a observar el cielo, pero me da bronca la manera sensacionalista en que lo hacen. Me parece hasta contraproducente, y me remito a los anuncios espectaculares de lluvias de meteoros, que casi nadie puede ver. Me parece que muchos pueden desilusionarse. ¡Espero que se desilusionen de la prensa, y no de la Astronomía!

La más extraordinaria de estas conjunciones ocurrirá dentro de 50 años, cuando el planeta Venus pase directamente delante de Júpiter. Esto sí es realmente súper extraordinario. El evento será visible desde Bariloche así como en la imagen. Muchos niños de hoy podrán verlo. Yo tendré 100 años, tal vez también pueda verlo. En todo caso, dentro de apenas un añito, el 27 de agosto del 2016, Venus y Júpiter estarán a apenas 4 minutos de arco uno del otro (y con Mercurio a 5 grados). Cuatro minutos es más o menos el límite de la agudeza visual humana. El 30 de junio los planetas se distinguían claramente uno del otro (al menos, con mi ojo bueno, con el malo no tanto). Veremos el año que viene.

A propósito, ¿no es encantador cómo se alinean los puntos de dos milenios de conjunciones, de manera regular pero no del todo? ¡Ah, el movimiento planetario!

Hoy (y también mañana) tendremos triple lucero, al unírseles la Luna, tal como los vimos el mes pasado durante los primeros días de la Luna creciente.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...