sábado, 12 de febrero de 2011

Una invernada en los hielos

Cuando descubrí las fotos que acababan de llegar de Saturno con la famosa tormenta estaba procesando unas imágenes de Encélado. Como la tormenta era algo más urgente (por ser un evento transitorio y único) la nota sobre Encélado quedó en suspenso. (Bueno, debe ser transitorio, pero todavía no terminó! En Flickr puse un montaje de su evolución, aquí y aquí.) Y ahora, lo que quería comentar sobre Encélado.

Cassini, en su incesante revoloteo del sistema saturniano, ha sobrevolado más de una vez Encélado, un pequeño mundo de hielo de 500 km de diámetro. El 21 de diciembre (el mismo día del eclipse de Luna y de la eclosión de algas en el Mar Argentino) Cassini voló rasante a apenas 50 km del polo norte de Encélado. Sacó unas cuantas lindas fotos. Entre las que más me gustaron están las que muestran esta región variopinta, fotografiada a unos 25000 km de distancia, cuando Cassini ya se alejaba de Encélado. Es una imagen en "colores representativos", que compuse con fotos tomadas a través de filtros claro, ultravioleta e infrarrojo (gentileza del JPL, que pone a disposición del público las imágenes de Cassini a medida que llegan a la Tierra). La imagen cubre unos 150 km x 150 km, de manera que cada pixel es algo más de una hectárea (esta foto y todas las demás pueden clickearse para agrandarlas). Siga el link de aquí abajo para leer el resto de la nota.

Lo que vemos en la foto es puro hielo, hielo de agua. Los colores son "falsos", ya que la imagen está compuesta por porciones del espectro electromagnético que son invisibles al ojo humano. Pero muchas veces lo esencial es invisible a los ojos. Y en este caso, estos colores invisibles ponen de manifiesto la diversidad geológica de un mundo que a simple vista se vería del blanco más inmaculado. Es notable la diferencia de color entre la región del ángulo inferior izquierdo (más amarilla) y el resto (más azul; las bandas verticales que pueden verse son un efecto de ruido electrónico en la cámara de Cassini). Este glaciar, al igual que los glaciares de la Tierra, está surcado por grietas. Y las dos regiones se aprecian como geológicamente bien distintas: la primera tiene muchas grietas largas y paralelas, y pocos cráteres. La segunda tiene muchos más cráteres, y grietas distintas entre sí y en distintas direcciones. Es probable que la región amarilla sea mucho más nueva que la azul, y que por eso tenga menos cicatrices de impactos de meteoros. Todo parece indicar que esas masas de hielo se han movido, inclusive que siguen moviéndose y cambiando de lugar, renovándose e irrumpiendo unas sobre otras.

¿De dónde viene todo este movimiento del hielo? Como todos los satélites muy cercanos a su planeta, Encélado está sujeto a grandes fuerzas de marea que lo "amasan" sin parar. Debajo de todo ese hielo debe haber roca caliente y agua líquida, y esto mantiene activa la tectónica de la corteza de hielo. Inclusive, de unos grandes surcos glaciares del casquete austral surgen chorros lanzados con fuerza al vacío en forma de géisers fríos o criovolcanes. Cassini ha atravesado directamente estos vapores, olisqueando la presencia de nitrógeno, metano, dióxido de carbono y amoníaco, además de abundante agua. Algo similar ocurre en otros lugares del sistema solar: en Europa (con una geología muy parecida a la de Encélado) y en Io (con una geología basada en el azufre, no en el agua), satélites de Júpiter, y tal vez también en Tritón, satélite de Neptuno.

Hay más cosas interesantes en esa imagen. El terreno "antiguo", en particular, es muy curioso. ¿Me parece a mí, o hay cadenas de cráteres chiquitos? Acá hay un detalle del ángulo superior izquierdo. Las grietas del terreno "nuevo" parecen grietas glaciares de las más comunes, longitudinales al movimiento del hielo, probablemente con paredes verticales. Pero en el terreno "antiguo", lo que a primera vista parecen grietas gordas, mirándolas bien me parecen cadenas de cratercitos...

Hay otro tipo de grietas interesantes en este terreno: las que acompañan a los cráteres. Estas nunca las vemos en los glaciares de la Tierra. En la imagen de arriba también se ven, pero se aprecian todavía mejor en este detalle, tomado del ángulo superior derecho. Me refiero a esas grietas perpendiculares al borde de los cráteres más grandes. Después, al propagarse en la planicie circundante, se curvan, ya sea porque se propagaron por donde las tensiones internas del glaciar lo permitieron, o porque el flujo posterior del hielo las fue curvando. Pero me parece que el origen de estas grietas debe ser el impacto mismo. Sorprendentemente, el otro lugar en que recuerdo haber visto algo así es el "cráter araña" en Mercurio, un lugar tan distinto del helado Encélado como pueda imaginarse, a tal punto que la "araña" está en la cuenca de impacto Caloris... En esta imagen se ven también muchas grietas que se entrecruzan, algunas claramente por encima de otras.

Este detalle muestra la interfase entre los dos terrenos. Las grietas del terreno nuevo parecen ser todas de la misma época: son largas y paralelas, no se cruzan ni se superponen. Justo en la transición, en lugar de grietas largas se ven muchas grietitas cortas paralelas entre sí, y que forman un ángulo de unos 20° con la dirección en la que se extiende la interfase. Esta franja de grietas cortas le pasa casi por el medio a un cráter preexistente, en el ángulo superior izquierdo. (Los globitos de colores raros un poco a la izquierda del centro son un defecto en el sensor de la cámara, probablemente una mota de polvo; está en un lugar distinto en cada color de la imagen porque Cassini se está moviendo entre una exposición y otra.)

Estoy seguro de que un geólogo o glaciólogo podría sacarle mucho jugo a estas estructuras. ¿Hay alguno por ahí que pueda comentar?

Antes de terminar, otra composición de este sobrevuelo de Encélado. Esta vez en colores aproximadamente naturales. Encélado es increíblemente brillante, refleja el 99% de la luz del sol. Para verlo así necesitaríamos unos excelentes anteojos oscuros para no deslumbrarnos. Bueno, aquí está. Es una zona cercana al polo norte, también surcada de grietas y terrenos diversos en estructura y en edad geológicas. Dan ganas de cruzarlos a pie.


Una invernada en los hielos (el título de esta nota) es una novelita de Julio Verne, que transcurre en el Ártico. Los paisajes de Encélado deben ser muy parecidos a los glaciares de la Tierra, sólo que con el espectáculo de Saturno colgado permanentemente en el cielo. Tal vez no sean muy distintos de esta compaginación hecha con un Saturno de Celestia y una foto del glaciar del cerro Tronador que saqué el verano pasado...



Nota sobre las imágenes. Las imágenes policromadas de Encélado que ilustran esta nota están basadas en imágenes monocromas de la NASA/JPL/Space Science Institute. El montaje y procesamiento son de Guillermo Abramson. Por favor, pida permiso o al menos cite su origen si decide usarlas.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...