sábado, 5 de marzo de 2011

Los colores de la Cruz

A veces una foto sale bien de casualidad. El día que saqué la foto que ilustró la nota de la semana pasada, sobre la Vía Láctea austral, saqué también ésta. Es una foto de la misma región, completamente fuera de foco. Se ve también parte del paisaje.

Técnicamente es un desastre, una foto para tirarla. Pero igual me gusta. El desenfoque hace que sólo se vean las estrellas más brillantes. Es más fácil reconocer el paisaje estelar que con los miles de estrellas puntuales de las fotos de larga exposición como la de la semana pasada. La familiar forma de la Cruz y su Puntero saltan a la vista de inmediato. Uno diría que, astronómicamente, no es una foto muy valiosa. Pero se ven muy bien los colores de las estrellas, que a simple vista o a través del telescopio son aparentes, y que son tan difíciles de captar en fotografías. Gamma Crucis (Gacrux), la estrella de la cabeza de la Cruz, es una gigante roja y su color se destaca. Las otras estrellas de la Cruz son gigantes azules. Alfa Centauri, la estrella más brillante del puntero, es una estrella doble cuya componente principal es muy parecida al Sol, y brilla con el color blanco amarillento de nuestra estrella (también se la llama Rigel Kentaurus, o Tolimán). La otra estrella roja en cerca del borde derecho de la imagen es Atria, Alfa Triangulum Australis, también una gigante roja (menos roja que Gacrux, y menos gigante). Se percibe la banda difusa de la Vía Láctea y un "nudo" más brillante marca la posición de la nebulosa de Eta Carinae. La escena parece vista a través de un tejido: es un artificio del dispositivo electrónico de la cámara, usualmente invisible, que se manifestó cuando forcé el brillo de la escena para ver algo. A mi juicio, no le quita encanto sino que le agrega.

Las estrellas de la Cruz forman parte de un cúmulo estelar ya muy abierto y desparramándose (se llama una asociación OB, pero nada que ver con Johnson&Johnson), a través del cual está pasando nuestro sistema estelar. Es algo súper interesante que comentaré en algún momento.

Nota sobre Alfa Centauri: Tal como anotó el amigo Rodolfo la semana pasada, hay una tercera estrella que tal vez forma parte de Alfa Centauri. Se llama Proxima Centauri. Es una enana roja difícil de ver (magnitud 11), apenas 50% más grande que Júpiter y con un décimo de la masa del Sol, y no es seguro que esté ligada gravitacionalmente al sistema formado por Alfa Centauri A y B. En el cielo se encuentra a unos 2° de Alfa Cen (cuatro lunas, no muy cerca, como se ve), y a 0,2 años luz de su centro de masa, y más cerca de nosotros. A 4 y un cuarto años luz de distancia, es la estrella más cercana a nuestro Sol (de allí su nombre, claro). Tal vez, en un futuro lejano, el primer viaje interestelar tenga por destino a Proxima. Con tecnología disponible actualmente el viaje podría durar apenas un siglo. El Sol, visto desde allí, se vería como una estrella brillante de Cassiopea, cambiando su característica forma de W de tal modo que Cassiopea se parecería a la cicatriz en forma de rayo en la frente de Harry Potter.

Compartir:

2 comentarios:

  1. Gracias Sr.Abramson,por la didáctica explicación sobre los colores y características de la Cruz,detalles que muchas veces pasamos por alto los menos entendidos,por tratarse de un objeto expuesto a cualquiera que en la noche mire el cielo.Centraré mis teles,en esos detalles tan pormenorizados,saludos,Atte,César.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, César. Si vas a observar con telescopio no te pierdas, junto a Mimosa (beta Crucis) la estrella más roja del cielo, el Rubí de la Cruz.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...